El tiempo es un aspecto clave cuando se trabaja de modo incluyente con las comunidades, particularmente cuando la meta es construir algo

Hubo poco tiempo para ayudar a las comunidades a procesar la información, responder a los cuestionamientos y seleccionar un proyecto verdaderamente participativo –y sin embargo pequeño– de co-construcción. Para nuestra sorpresa, las comunidades y sus procesos se convirtieron en nuestro mayor desafío. Recién habíamos entrado a la comunidad del proyecto y apenas estábamos descubriendo las dinámicas de poder que sustentaban sus relaciones sociales. Por otro lado, urbanxchanger era una intervención de diseño para co-construcción específica y de corto plazo, por lo que, obviamente, los principales componentes del proyecto (permeabilidad, frontera, frente) no fueron discutidos. Si bien reconocemos las limitaciones de tiempo implícitas en el concepto de urbanxchanger, también percibimos la urgencia de cambio por parte de las comunidades –expresada en la construcción, el cambio y la transformación del espacio urbano– como una demanda a considerar que debe atenderse. Quizás también nos hizo falta el “‘pegamento”’ (sutradhar) que nos uniera a nosotros con todas las piezas.

[Dra. Renu Khosla, Centro para la Excelencia Urbana y Regional (CURE por sus siglas en inglés)]