¡La disposición a “hacer” es extremadamente potente!

Mediante un proceso de “manos a la obra” que duró sólo cuatro días, construimos un techo para cubrir un espacio para eventos y también organizamos un verdadero evento piloto en el huerto para el cual un cocinero preparó alimentos con productos cultivados ahí mismo y los visitantes hicieron recorridos por el huerto con el fin de conocer el proyecto. A pesar de los conflictos derivados de las diferencias entre los distintos socios, las expectativas y las limitaciones de tiempo, el proceso grupal fue un éxito rotundo.

 [Vapor324+Bandoni+Masagão]